Template by:
Free Blog Templates

-ETAPAS DEL NOVIAZGO.



Primera etapa: la amistad


Amor y romance precedido por la amistad dará una firme base para las etapas subsi­guientes. La amistad es el fundamento sólido de toda relación que crece. Si quieres tener una buena relación tienes que tener buenas bases para que en un futuro no se derrumbe. Esta etapa origina la confianza, respeto, cortesía y aceptación hacia los demás.

Significa que cuando lleguen las dificul­tades en tu vida y la mayoría corre, el amigo quedará a tu lado. Aquí la apariencia perso­nal toma un giro muy importante porque está en juego “la atracción”. Este es el juego de la flor con los pétalos: “Me quiere, no me quie­re, me quiere, no me quiere...” Todo depen­derá de cuantos pétalos tiene tu flor.



Segunda etapa: encuentros casuales

Consiste en verse “de vez en cuando” en la cafetería de la escuela, en la iglesia o en una actividad general. No se hacen citas oficiales con lugares ni horas es­pecíficas. Se comparte en grupos o familias. Le dices a tus amigas o amigos que esa “mu­chacha” o “muchacho” te gusta.



Tercera etapa: amistad especial

Significa compartir actividades tales como banquetes, fiestas elegantes y eventos es­peciales que requiere ir acompañado de al­guien muy especial. Se habla de lo que está sucediendo alrededor, amigos o familiares. Se incluyen ver películas en vídeo o mirar la televisión, ir a  conciertos, asistir a eventos deportivos o sencilla mente escuchar música.

Cuarta etapa: Noviazgo

Ya la pareja se identifica con atenciones es­peciales mutuamente y exclusivamente el uno hacia el otro. Se hacen preguntas per­sonales como gustos, asuntos que desagra­dan. Se comienza a conocer la familia tanto de una parte  como de la otra. Incluyen juegos, andar en bicicleta, nadar visitar museos de arte, zoológicos, planear y cocinar juntos, etc.

Estas citas son oficiales y a ellas no se les debe llegar tarde ni suspender las por ninguna otra actividad. Estas citas reafirman los sentimientos de auto estima, ayudan a la pareja a conocerse mutuamente y crean la­zos de responsabilidad de ambos lados.


Quinta etapa: el compromiso privado

Es la etapa existente entre el noviazgo y el compromiso formal. La pareja habla, entre ellos, en términos de una relación permanen­te y hace planes tentativos hacia el matrimo­nio. Su compromiso es privado y personal y no definitivo ni obligatorio. No se hace un anuncio formal, ni están en progreso los pla­nes de boda. Se utiliza la frase en términos de “algún día, cuando nos casemos”. Aquí se habla de los temores y planes hacia el futuro cercano.


 Sexta etapa: Compromiso Formal

Estas seis etapas debieran de cubrirse en un término de año y medio. En esta etapa, la conversación gira en torno a temas de ma­yor privacidad: trato mutuo, uso del dinero, trabajo, relación sexual, cuántos hijos desean tener y en cuánto tiempo.

Importante: Es más fácil romper un compromiso antes de llegar al altar que un matrimonio o una familia.


 
Séptima etapa: Matrimonio

Después del compromiso, lo recomendable sería que la boda se planificara entre seis a siete meses. Esto dará suficiente tiempo para hacer los preparativos. Para esta última eta­pa tendremos todo el resto del año para estudiarle y hacer mejoras